lunes, 10 de diciembre de 2012

Frágil

Frágil.
Dos manos unidas.
El destello azulado de una libélula.
Un rayo de Sol en invierno.

Frágil como un deseo,
como la nieve recién caída,
como el cristal de mi ventana.
Frágil como la flor que crece en un pequeño vaso,
como un amago de sonrisa,
como el sueño de los peces.

La belleza de un amor traspapelado,
la mirada huidiza,
el palpitar acelerado.
Frágil.
Tanto que aviva llamas,
congela el agua,
seca lágrimas.
Frágil.

Frágil. 
La palidez de un rostro hermoso.
El brillo de unos ojos de color desconocido.
El aliento que respiro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opina, critica, aporta.