lunes, 18 de febrero de 2013

Cine español

Viendo la resaca que ha dejado la entrega de los Goya de ayer, me quedan varias reflexiones dando vueltas por la cabeza... Porque se arman unos debates interesados con el fin de desprestigiar a los cineastas que da verdadero asco (esos mismos que desprestigian a los maestros, a los médicos, a los mineros o a los estudiantes, da igual, el caso es echar a los pies de los caballos a todo aquel que ose ser crítico).

- El cine español quizá no sea el mejor del planeta, pero viendo mínimamente algunas películas españolas cada año se aprecia que hay películas muy buenas, buenas, regulares, malas y horribles. Como en todos sitios. De hecho aquí llegan multitud de basuras hollywoodienses sobretodo, pero también europeas o de otros sitios. Incluso me atrevo a decir que la mayoría quienes repiten eso de que "el cine español es una mierda" sólo consumen cine palomitero americano, y las únicas películas españolas que les gustan son en las que salen los actores guapetes y jovencitos de las series de Antena3 o Tele5.

- Tenemos ahora mismo el IVA cultural más alto de Europa. La destrucción de la cultura en todas sus formas es un objetivo claro de quienes dirigen el país, a los hechos me remito. Con lo cual, el Ministro Wert o el desgraciado que sea está obligado al menos 1 vez al año a escuchar a ese sector al que está matando con sus políticas. Evidentemente, a esta gentuza le interesa tener un pueblo culturalmente precario, ya lo dijo Tarja Kaarina Halonen (ex presidenta de Finlandia): "un pueblo educado no permite corruptos ni incompetentes".

- Subvenciones. Es muy cansino este tema. Porque se empezó a usar hace unos años como arma arrojadiza por parte de un sector político-mediático con claros intereses, y han contagiado a una parte de la ciudadanía que lo suelta como un mantra. El apoyo estatal al cine (y a la cultura en general) es bastante escaso en España, sólo hay que compararlo con el resto de países de nuestro entorno, donde se potencia enormemente la industria cinematográfica con ayudas directas y sobretodo indirectas (exenciones fiscales, cuotas...) que favorecen la generación de INDUSTRIA, que es lo que la falta a este país, industria cinematográfica. Obviamente, no interesa que esta industria exista como tal, prefieren que sean empresarios/cadenas de TV quienes patrocinen/financien películas (Cerezo, TeleCinco, Antena 3...), es más seguro para la oligarquía dominante eso a que el cine sea de los cineastas y no de los poderosos a los que les importa un pito la cultura. Que las subvenciones están mal gestionadas eso es seguro, por cierto.

- Y por último y más importante, si cada uno no puede expresar sus opiniones en público si es que tiene la opción mejor nos exiliamos del todo de este país de mierda donde vivimos. Cualquier sector que tenga la oportunidad y el espíritu de lucha suficiente está poniendo el grito en el cielo ante las políticas sociales, sanidad o educación, además de la injusta fiscalidad o la corrupción. ¿Por qué el cine debe ser dócil al deseo de los poderosos de que no exista la crítica? ¿Precisamente un sector que se dedica a contar historias no está en la casi obligación de contar esta también?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opina, critica, aporta.